viernes, 26 de octubre de 2012

LA MIRADA DE MARUTA


Hace unos días viví una situación un tanto curiosa en la que entendí como hay veces en las que alguien que no te conoce de absolutamente nada puede tener la solución a tus quebraderos de cabeza.

Os cuento,  llevaba unos días con una sensación un tanto extraña, con más bajos que altos, había algo que me incomodaba y que no me permitía seguir avanzando, me sentía rara. Al principio no sabía exactamente que era lo que me pasaba pero, como en este tiempo he aprendido a escucharme, pronto me di cuenta de cuál era el origen de ese malestar.

El motivo de mi preocupación era que no acababa de asimilar mi nueva imagen, llevaba varios días mirándome al espejo y no me reconocía, no me gustaba lo que veía y estaba enfadada, muy enfadada. Mis amigos los sistémicos dirían que estaba mostrando una clara resistencia al cambio.

Ya hace un par de meses que me quité el pañuelo, mi pelo ha empezado a crecer y ahora por fin se puede decir que mi imagen no tiene nada que ver con el cáncer. Hace unos meses cuando todavía estaba calva y no tenía ni cejas ni pestañas, visualizaba el momento del destape y creía que sería un momento mágico, que me sentiría feliz, liberada. Por eso cuando llegó ese momento no entendía por qué narices no estaba dando saltos de alegría. Eso me irritaba. Supongo que las que, como yo, habéis pasado por una  situación parecida sabéis a lo que me refiero, porque realmente es una sensación muy difícil de describir.

Hasta hace unos pocos meses era rubia, con el pelo largo y liso y ahora soy morena con el pelo corto y rizado. Raro, ¿no? En todas las fotos que miro me acompaña mi melena. En los recuerdos que tengo de mi vida está, pero en cambio me miro al espejo y el reflejo me devuelve una imagen con la que no estoy familiarizada, alguien a quien apenas conozco. Os aseguro que es una sensación extraña, es como vivir en una especie de esquizofrenia entre el yo de antes, el yo de durante y el yo de ahora.

Como una se va haciendo mayor y cada vez me conozco mejor, sé que cuando me pasa eso es porque me he quedado congelada, quieta, porque no avanzo y entonces lo que he de hacer es moverme. Para mí, moverme significa activarme, movilizarme, es decir volver a planificar actividades que había tenido que aplazar y recuperar proyectos que quedaron aparcados aguardando el momento adecuado. Esta es la estrategia que yo utilizo para empezar a sentirme mejor. Hasta la fecha me ha funcionado, así que cuando empiezo a notar que mi ánimo tiende a bajar empiezo a ponerme en circulación.

En estos meses que he dispuesto de bastante tiempo libre he tenido la posibilidad de hacer grandes descubrimientos, algunos de ellos los he ido almacenando  para poder sacarlos cuando llegara una ocasión especial. Me encanta mantener ese almacén lleno, no entendería vivir de otro modo.

Y como llevaba días con ganas de sorprender a mi chico, con ganas de agradecerle lo mucho que me ha cuidado durante todo este tiempo, lo cerca que lo he sentido y  lo bien que lo ha hecho cogiéndome y soltándome de la mano en función de la música que nos tocaba bailar, decidí que debía ponerme manos a la obra, me fui a mi almacén y saqué a Maruta

A Maruta la descubrí hace unos meses, un día de esos que me dedico a perderme por internet. Siempre ocurre del mismo modo, empiezo visitando algunos de los blogs que sigo habitualmente y a partir de ahí me dejo llevar. Un blog me lleva a otro y éste al siguiente y así hasta encontrar verdaderos tesoros. De este modo y sin saber cómo entré en el mágico mundo de  Maruta y sus ilustraciones. En cuanto la encontré me enamoré de su obra, tuve que resistirme al impulso de tener alguna de sus láminas de forma inmediata pero preferí hacerle un sitio en el almacén y esperar a que llegara el momento adecuado, así que guardé su enlace en favoritos y esperé. Valió la pena esperar porque fue Maruta la que me descongeló.

Maruta pinta historias y lo hace de una forma muy bella. Me puse en contacto con ella porque quería que nos pintara, que nos hiciera una ilustración de los Díaz Ferrer. Para ello necesitaba fotos de los protagonistas y alguna actividad que nos gustara compartir. La actividad la tenía clara, los Díaz Ferrer tenemos la enorme fortuna de tener un trozo de paraíso. Un paraíso lleno de olivos, albaricoqueros, almendros y cerezos, un paraíso al que intentamos ir cada fin de semana, un paraíso que nos conecta con la naturaleza y donde podemos disfrutar del más profundo de los silencios. Des del principio tenía claro que quería que la ilustración simbolizara ese lugar tan nuestro y que la actividad estuviera relacionada con alguno de nuestros árboles frutales. Escogí el cerezo por su espectacular belleza y por algunos momentos mágicos que nos ha proporcionado a lo largo de estos años.

Así que le encargué a Maruta una ilustración de los Díaz Ferrer cogiendo  cerezas, como metáfora de que por fin había llegado la hora de coger el fruto a todo el trabajo que hemos hecho durante este año.

Le envié a Maruta las fotos acompañadas de una breve descripción de aquellos rasgos que nos identificaban y aquí fue cuando me bloqueé. Describir a mi chico, a mis princesas y a Yosu no me supuso ningún esfuerzo pero cuando llegó la hora de decirle como era yo no sabía por dónde empezar. Le comenté a Maruta que estaba hecha un verdadero lio, yo no quería que me dibujara con el pelo corto porque aunque es como lo llevo ahora no es como me gusta llevarlo, tampoco quería que me hiciera el melenón que tenía antes porque no quería mirar la lámina con nostalgia, y así estaba inmersa en una espiral de dudas que no me permitía avanzar.

Fue ella la que en un e-mail terminó con mis quebraderos de cabeza, me dijo    “ (…) en la ilustración tú llevarás tu pelo largo, porque tú eres tú con tu pelo largo y lo otro es circunstancial, así que dime como vas a llevar el pelo en un año o como quieres llevarlo…” Y así, con esta frase y su definición de corte de pelo circunstancial fue como Maruta consiguió descongelarme.  Fue realmente espectacular, con esta simple frase Maruta me desbloqueó y me dio la posibilidad de seguir andando en mi travesía particular.

Hoy quiero compartir con todos vosotros el mundo de Maruta y su maravillosa mirada:



El resultado es espectacular, plasma a la perfección la esencia de los Díaz Ferrer. Conocer a Maruta ha sido un privilegio y he decidido que me voy a quedar cerquita de ella durante bastante tiempo, porque ya lo dije en alguna entrada anterior, a partir de ahora en mi vida sólo quiero gente que me dé buen rollo y Maruta lo da, os lo aseguro.

30 comentarios:

  1. Cómo me gusta esto. Hoy efectivamente ha sido un día literario bien aprovechado. Sigue contando las cosas de esta manera tan mágica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esta mañana mientras escribía mi post te imaginaba a ti escribiendo tu entrada y me ha gustado compartir ese momento, que grande son las redes que nos mantienen conectados cuando más lo necesitamos, besos

      Eliminar
    2. Pues casi coincidimos con lo de la "caída del pañuelo". La imagen, a mi me pasa al revés. No me reconozco ya con el pelo largo. Me veo esa cara hinchada y llena de enfermedad, que incluso machacado por la quimioterapia tengo mejor aspecto ahora. Creo que no volveré a dejarme crecer el pelo por encima del uno o del dos. Un beso

      Eliminar
  2. Es preciosa la ilustración Yolanda!!! yo ahora hay momentos en los que me siento parada y tampoco me reconozco, no sé de dónde vengo y a dónde voy (como el señor de la tele, un lio!) pero voy a averiguarlo estos meses, es una de mis tareas! yo al contrario que tu físicamente me veo bien, sin pelo (antes lo llevaba corto, y eso ayuda supongo), però psicològicamente no sabría ahora ni cómo decir que estoy! y si tu ahora te ves mal físicamente qué buena estabas antes no? yo te ví preciosa, de verdad, mejor que en la foto que tienes en datos personales y haz caso a mi acunpuntora, deja el negro y ponte color! supongo que tu rubio no era natural no? si me sale a mi liso y rubio me muero!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Marta mi rubio no era natural, era el resultado de años y años de mechas, He estado contando y es posible que si quiero conseguir el mismo color, cuando cumpla 57 años es posible que lo tenga, espero elaborar el duelo antes, besos

      Eliminar
  3. Por cierto, he revisado todo tu blog para ver tus fotos de antes y ya sé porque el otro día te vi tan guapa, recuerdo tus ojos, que me animaron un montón! pregunta a tus amigos sistémicos si puede ser otra cosa? je je je je. Si te mando a los míos psicoanalíticos se ponen las botas!!! guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, no yo a los psicoanalíticos los quiero lejos que me dan miedo, guapa t

      Eliminar
  4. Que ilustración más representativa!! Parece sacada de algún cuento de niños, preciosa. Y como los cuentos de niños siempre tienen final feliz, el tuyo donde tu has sido la protagonista no podía ser menos...y tu final ya está más que claro pq sólo hay que mirarte a los ojos. Esa mirada transparente, saludable traerá unos resultados que tendremos que festejar. Nunca me dejes!
    Ahh...recuerda que yo tengo una duendecilla que siempre acaba acertando todo. T'estimo.
    Sé que sabrás quien soy....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, y dale muchos recuerdos a tu duendecilla, que tiene una gran suerte de tenerte de nieta ;)

      Eliminar
  5. Hola Yolanda, yo también estoy "enamorada" de Maruta, de su mundo, de su manera de ver las cosas, de su sensibilidad y su ironía....y sí, es bueno sentirse cerca de personas tan positivas.

    Un beso guapa
    ana♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo quiero buena gente y energía positiva, un beso bonita

      Eliminar
  6. M'encanta!!! Quina preciositat!!!!!! Simplement genial!!!!
    Un petonet bonica i ens veiem demà!!

    ResponderEliminar
  7. Me han encantado las ilustraciones de Maruta y sobre todo tu relato, hay que ver lo bien que escribes! Yo tb tenía melenaza y ahora tampoco me siento yo, hasta dejo de hacer planes chulos pensando 'mejor lo dejo para cuando tenga pelo' y así estoy, en un limbo raro deseando verme por lo menos normal. La frase que te dijo Maruta es todo un acierto, un besote! Mei

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mei, poco a poco te vas adaptando. Yo todavía me sueño con el pelo largo y hay días que me levanto de la cama medio somnolienta y cuando me miro en el espejo vuelvo a la realidad. Aunque al menos ahora me miro, hace unos meses dejé de mirarme. Besos

      Eliminar
  8. Genial Yolanda!!!!
    Entiendo perfectamente como te sientes, porque sera!!!!!
    LA gente que quiere psicoanalizarme me dice que no me preocupe por mi imagen, que facil desde el otro lado, verdad?. Con una teta-nueva-sinpezon, una cicatriz en la tripa de lado a lado, con 8 kilos mas y el pelo corto (yo ya lo tenia rizado, en eso no me ha cambiado), no me reconozco y no me gusta lo que veo, mo soy yo.. A mi me anima mi marido, diciendome que yo soy mucho mas que una imagen. Espero que con el tiempo me acostumbre.
    Un besazo campeona!!!!
    MAruta ha hecho un gran trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esti, pues si la sensación es extraña, hay que sacar positivismo de debajo de las piedras porque hay días que no apetece sonreír, hay días que no molan, pero pasan rápido. besos

      Eliminar
  9. Ese es el quid de la cuestión,yo,por fin también he aprendido,que hay que rodearse de la gente que te aporta buen rollo,energía positiva,etc...el resto mejos lo vamos dejando en el camino...Me alegro que gracias a Maruta,aclararas todas tus dudas,es genial cuando estas hecha un lio y alguien con una simple frase,o a veces un gesto disipa tus dudas!!!Me encanta la ilustración!!!
    Besos de colores!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Carmen, es una gran lección. Yo durante este año he vivido una selección natural de amistades, han sobrevivido las que de verdad valían la pena y lo mejor es que he incorporado nuevas personas que me llenan de besos de colores, un abrazo de chocolate

      Eliminar
  10. Yolanda, te leo y me veo a mi misma, mis recuerdos, mi aceptación, te cuento : desde los 18 me convertí en rubia de mechas, melena recta y lisa ( o rizada por los 85... que ya ha llovido). La primera vez que me vi morena, pelo corto y rizado creí que "me daba algo", pero volvió a crecer y recuperé esas mechas...Cuando lo había conseguido, plofffff...de nuevo "calvirochi" y de nuevo morena, asi que pensé : cambio de imagen, pelo super cortito, gafas de pasta, de color, alegres, y dejé de ser una joven "pijilla" para ser una señora "modernita", y ahora se que mi sueño de llevar el pelo recogido en un moño alto en mi madurez no se cumplirá pero me miro y me veo feliz, eso es lo importante, quererte, gustarte... Ah, por cierto, me encanta Maruta. Un besazo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Segun la verdad es que la mechas rubias apijan bastante, yo ahora estoy en plan modernilla y suspirando por hacerme un moño, pero todo se andará, besos y gracias

      Eliminar
  11. Hola Yolanda!
    Me llamo Sandra, soy una amiga de Raquel, compañera de trabajo y amiga tuya. A través suyo he conocido tu blog, y he de decir que me ha impresionado mucho. No sólo por la dura experiencia que has/estás pasando, sino por cómo escribes y cuentas las cosas... Me leí tu blog de cabo a rabo, y no dejé de sonreir, llorar y recordar cosas que a mí me han pasado. No he padecido cáncer directamente, pero sí mi padre. Como tú, él también tuvo un bicho cabroncete. Finalmente no murió por ese cáncer, que por otra parte era inoperable, sino de una embolia que se lo llevó de mi lado cuando yo tenía 24 años. Ahora ya tengo 36 y le sigo echando mucho de menos.

    Sólo quería decirte que tienes una lectora más, que me encanta tu forma de escribir, y cómo has ido superando las cosas y enseñándonos retazos de tu vida y tus seres queridos. Tu vitalidad e ironía son muy motivadoras, de verdad.

    Mucho ánimo y que todo te vaya estupendamente... y cuando te recuperes, que lo harás, no dejes de escribir!!

    Un beso GRANDE de una desconocida.

    Por cierto... ¿Qué tal la carrera del domingo en Barcelona? Yo fui con Raquel y Mario y con otros amigos más... Lo pasamos estupendamente y por una buena causa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra muchas gracias, empezar este blog ha sido una de las mejores decisiones que he tomado este año, poder expresar todo lo que ma va sucediendo y compartirlo me ayuda mogollón. Encontrarme personas como tú que entran en mi pequeño mundo y me dejan su comentario me ayuda a sentirme muy bien acompañada y me hacéis el camino más llevadero. La carrera del domingo genial un ejercicio de superación, la hice corriendo en 42 minutos!!!!!!

      Eliminar
  12. Hola :)
    He llegado hasta ti por casualidad, rebuscando y rebuscando como tú has dicho que encontraste a Maruta.
    Me encanta lo que he leído, me encantan tus palabras y la forma que tienes de contarlo.
    Siempre tendemos a sentirnos nostálgicos con los tiempos pasados, en las fotos todos sonreímos...parece que todo está bien y que es ahora cuando tenemos todoslosproblemasdelmundomundial (así, todo junto..jeje) encima de nuestras cabezas..pero realmente el gran tesoro es el HOY, el AHORA..simplemente porque estamos, porque podemos decidir cómo queremos llevar el pelo (aunque haya que tener paciencia para conseguirlo), porque podemos elegir entre salir de paseo o quedarnos en el sofá calentitos, entre reir y llorar, saltar o quedarnos sentados...en fin...sin el hoy todo eso sería imposible...
    Creo que todos debemos permitirnos tener algún día bajo...sobre todo después de una lucha tan grande como la que entiendo que tú has librado. Pero después de eso...para arriba!!!Y, si me permites decírtelo, me encanta la forma en la que tú estás "tirando para arriba".
    Me quedo por aquí para no perderme nada :)
    La ilustración es preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras y por esa buena reflexión. Yo si me preguntan como me veo dentro de unos años mi único deseo es seguir estando, a partir de ahí yo ya me encargaré de que la compañía sea la adecuada, la música preciosa, los olores más convenientes, la temperatura cálida... lo único que necesito es seguir estando y cuando te das cuenta que podrías no estar es cuando encuentras millones de razones para sonreír!! muchas gracias por entrar, por saludarme y por quedarte. Besos

      Eliminar
  13. Yolanda, ¿puedo discrepar, pues discrepo, tú eres tú con el pelo largo y corto, con mehas y sin ellas, con el pelo liso o rizado. Porque tú eres tú, incluso cuando el cáncer no se ha convertido en tu "estilista" a tu pesar y un día te ves fea y al otro el acné inunda tu cara (tendrías que ver la mia en este momento), tú eres tú porque estás en el camino de lo que llegarás a ser, y ese futuro será con el pelo largo y mechas o no, eso lo decidirás cuando llegue el monento, hoy por hoy me gustas como eres, porque eres muy tú.
    Voy a conocer a Maruta que me ha gustado su ilustración.
    Besos

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte de ser yo es que te conozco a ti, besos

      Eliminar
  14. Yolanda:te entiendo perfectamentelo que estàs pasando, es natural por todo lo que has pasado llega un punto que la psiquis tiene un embrollo que madre mìa! y a veces toda esa carga emotiva que vamos juntando aunque nonos parece en su momento explota por algùn lado y nos vemos feas, horribles , no conforme con la imajen que nos devuelve el espejo; pero quiero decirte que te ves hermosa asì como estàs ahora, porque en tus ojos y rostro ha "nacido" una nueva mujer, con agallas! y con el correr de los meses tu cabello crecerà y decidiràs si lo quieres tener como antes o distinto, eso se verà en el momento.
    Por mi parte yo estpy atravesando, creo, la peor etapa calva, gorda, casi sin cejas ni pestañas y ojerosa ja ja todo junto!!!, y hay dìas que me siento muy mal tener que salir a la calle asì, afrontar las miradas relajadas de algunos que te miran y en sus ojos leo: pobre mujer! tiene càncer y con un niño tan chiquito! esta mañana mismo cuando fui al hospital una adolescente me mirò de ese modo.
    Bueno no quiero ser extensa, Maruta genial!!! el dibujo perfecto, ya la agreguè a mi face con un Me Gusta.
    Yolanda sigue para adelante y mira que te lo dice una novata que recièn empieza esta lucha, te mando un beso enorme y sigue deleitàndolos con tus vivencias que por cierto como ya te lo he dicho escribes muy bien! Beotes, marce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias Marcela por asomarte y por acompañarme, un beso

      Eliminar
  15. Gracias a ti Yolanda por compartir tu vida con personas que conoces y otras que no ( como en mi caso ), pero que ayudas tanto a transitar todo esto tan duro, en mi caso particular, un beso enorme!

    ResponderEliminar