jueves, 15 de noviembre de 2012

AYER FUI YO, HOY ES ESTHER


La semana pasada conocí a Esther. Esther es nueva, acaba de llegar a esto de tener cáncer. Resulta que tenemos una conocida en común que tuvo la brillante idea de ponernos en contacto. Nos llamamos, quedamos y nos tomamos un café.

Me impactó verla, Esther era yo hace exactamente once meses. Tenía la misma mirada que tuve yo esos primeros días de enero.

Esther está en esos días en los que se te paraliza el mundo y el estómago se te contrae. Esos días en los que el cáncer entra en tu vida dando un estrepitoso portazo que hace tambalear todos tus cimientos. Para mí, sin lugar a duda, esos fueron los momentos más traumáticos de todo este proceso.

Los días siguientes a saber que tienes cáncer se hacen interminables. Entre que tu cabeza no te da ni un segundo de descanso, la constante duda sobre cómo va a ser tu vida a partir de ahora, las innumerables pruebas médicas a las que debes someterte y la insoportable espera de los resultados, hace que esos días estén llenos de angustia.

Yo nunca he sido amante de dar consejos, ni tampoco de seguirlos, es más estoy totalmente convencida que para superar un cáncer no existe ni manual ni libro de instrucciones que indique que pasos debes seguir. En cambio, sí tengo la certeza que poder compartir un café con alguien que ha pasado por esos momentos antes que tú, alguien que te lleva cierta ventaja en esta experiencia, alguien que te ofrezca la posibilidad de ver más allá de lo evidente, alguien que te muestre otra perspectiva a esos días grises, reconforta.

Junto a Esther fui haciendo un recorrido de mis últimos once meses, recordé mis primeros días con cáncer, la operación, las primeras quimios, la caída del cabello, el primer día que salí a la calle con pañuelo, el mes que nos pudimos ir de vacaciones al pueblo, los días de radioterapia… En fin, dimos un paseo por mi año de una forma serena y sosegada, des de la tranquilidad que da el saber que el cáncer ya se fue, que ya no está.

Hablando con ella y reflexionando posteriormente me di cuenta que de todo lo acontecido en este año hubo un momento clave. Ese momento fue cuando me di cuenta de que yo no había decidido tener cáncer pero sí que estaba en mi mano decidir cómo iba a afrontarlo.

En ese momento fue cuando giré el foco, dejé de mirar hacia dentro y empecé a mirar hacia fuera. Cuando decidí transformar mi queja en acción. Cuando me animé a vivir esta experiencia des de lo positivo. Cuando fui consciente que yo iba a formar parte activa de mi recuperación. 

Este cambio de óptica me ha permitido exprimir esta experiencia al máximo, me ha obligado a desempolvar recursos personales que hacía años que no utilizaba, me ha permitido descubrir capacidades que desconocía que tenía, me ha ofrecido la posibilidad de enfrentarme al mundo desde otra perspectiva. En definitiva y como bien acierta a decir la canción “lo que no te mata te hace más fuerte”, pues eso, yo este año me comeré las uvas siendo un pelín más fuerte.

Me gustó conocer a Esther, tomarme un café con ella y acompañarla en estos días, porque estando con ella me di cuenta de que espero no olvidarme jamás que hubo un día en el que yo fui Esther. 




26 comentarios:

  1. Desde que caminamos en esta historia de superación, hay gente que me viene contando que alguien cercano padece la enfermedad. Ya da igual si es cáncer o cualquier mal que te cambia para siempre. Piden ayuda porque están tan desorientados como yo lo estaba hace tan pocos meses que me da vértigo pensar en la velocidad a la que ha cambiado mi forma de enfrentarme a la enfermedad y a la vida. Pero en marzo de 2011 yo no tenía a nadie y tardé mucho en encontrar el camino. Ahora estoy a dos semanas de acabar la quimioterapia, y luego..., los médicos dirán. Pero yo digo que todo vuelve a recomenzar y la vida será más brillante.
    Gracias por escribir y hacerme reflexionar sobre este extraño tránsito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto convencida que la vida después de este trayecto será mucho más brillante. Estamos a dos semanas de tomarnos unas cañas, avísame que ese día brindaré por ti, besos

      Eliminar
  2. Seguro que tenerte al lado va a ser su mejor ejemplo para luchar duro y en positivo!
    Besos Esther, no estas sola!! (desgraciadamente somos muchas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ainara, después de vivir una experiencia como esta no se contempla otra opción que no sea acompañar a los que desgraciadamente empiezan a caminar por esta enfermedad, besos guapa

      Eliminar
  3. Hola. Compartimos un trocito d Esther. Y me veo en la obligación d agradecerte ese café y esas palabras. Un beso enorme. Cuídate. Heidi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Heidi, veo que Esther está muy bien acompañada, besos

      Eliminar
  4. Ánimo a tod@s , de esto se sale y aún más reforzado , fuerte abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de ello optimista!!! un beso

      Eliminar
  5. Hola, yo soy Ester, bueno me he animado a comentar en este pedazo de blog de Yolanda... Cada vez que lo leo no puedo aguantar las lágrimas... Conocerla es una de las mejores cosas que me han pasado en estas 2 ultimas semanas, verla tan bien, tan contenta de que todo haya pasado, eso me animo y no sabeis de que manera. Sin cococerla me aferre a su blog como si fuera mi unica salida. Lo leo casi cada dia y lo recomiendo a todos mis amigos,porque tengan o no tengan cancer es digno de compartir. Yo estoy un poquito mejor, ya me operan el martes y solo espero que todo salga bien. Muchas gracias a todos y en especial a Yolanda, que sin querer me ha ayudado tanto... no dejes de escribir... un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther, me alegro que te guste, esta entrada la he escrito con mucho cariño. Porque yo fui Esther un día, y también se me paralizó el mundo pero ya verás como poco a poco todo vuelve a su sitio y de esto vas a sacar grandes lecciones de vida. Va a ir todo muy bien y vamos a estar acompañándote en todo lo que necesites, nos vemos pronto, un beso

      Eliminar
  6. Hooola Esther, aquest mes de juliol jo estava com tu, i la meva Yolanda va ser la Rebeca de "Life in pink", i sí, jo també em vaig agafar a ella primer, i després a altres que m'animen cada día! El que t'ha passat és una gran putada però cada cop ho anirà sent menys! i dimarts és un gran día! només et donaré un consell: plora abans d'entrar al quiròfan, algú vindrà i et possarà drogueta de la bona i serà un moment especial d'un día especial. No estic boja no... jo tenia molta por i ara, encara en tinc però t és diferent. Estic a meitat de la quimio i el pitjor de tot per a mi de moment ha estat l'inici, quan comença tot, quan no entens res, el que et passa a tu ara . Però dimarts t'operen!!! ja ens diràs que tot ha anat bé no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies Marta, segur que a l'Esther l'anima sentir-se acompanyada pel batallón de oncos

      Eliminar
    2. Sí, per desgràcia sembla que al final serem un batallón...

      Eliminar
    3. Hola Marta, estic segura q dimats quan en donin la drogueta pensare en tu. M'alegro molt que estiguis tant be.:-)

      Eliminar
  7. Hola Esther: bueno demàs està decirte que tienes en Yolanda un ser increible en donde apoyarte, ella se ve reflejada en lo que escribe para los que no tenemos el gusto de conocerla personalmente.
    Te cuento que yo tambièn estoy transitando por este camino, que no es fàcil, pero con la ayuda y positivismo de todas/os los que comentan sus experiencias, se hace màs llevadero!
    Yo tambièn cuando recibì la noticia que tenìa càncer de mama no reaccionaba, dias y dias que parecia que estaba inmersa en una pesadilla, que no era yo la que me estaba pasando todo eso, pero luego de a poco todo cambia y sabes que tienes que actuar, y que pese a todo hay una salida, una chance de vida!
    Te deseo todo lo mejor para la operaciòn que de seguro va a salir màs que bièn!
    Estoy tambièn para lo que necesites desde mi humilde lugar, te dejo un beso y muchos ànimos!!!! Marcela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcela gracias por animame.... muchos besos.... y si es cierto si q conociendo todas estas experiencias es mucho mas llevadero... cuenta tambien conmigo para transitar por tu camino.

      Eliminar
    2. Ok Ester Gracias por tu apoyo tambièn! y de nada, tenemos que ser muy fuertes y tener una actitud positiva, ya que eso ayuda en un 50% nuestra recuperaciòn, eso me lo dijo una amiga por mje de texto el dìa que le contè de mi enfermedad y me he dado cuenta que tenia razòn, seguimos en contacto y dandonos apoyo mutuamente entre todos! te dejo un beso y un fuerte abrazo!

      Eliminar
  8. En los caminos empinados siempre es bueno tener alguien al lado que sepa como tirar de uno, tu Esther tienes a Yolanda y eso es bueno y nos tienes a todas para tirar de ti cuando sea necesario, sólo tienes que silbar y allí estaremos.

    Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lou, gracias por estar ahi...

      Eliminar
    2. Besos, Lou y muchas gracias por dar la bienvenida a Esther

      Eliminar
  9. El blog no sólo sirve para las personas que sufren cáncer de mama, Yolanda nos ha enseñado a lo largo de todo este año cómo afrontar la vida con un par de narices y con una visión optimista. Desde aquí quiero felicitar a Yolanda y mandar mucha fuerza a Ester y a todos los que están en la lucha. Además, la forma de escribir de Yolanda es alucinante, consigue que se nos ponga la carne de gallina en el corazón. Zorionak Yolanda y muchos besos desde Euskadi. Tu primo Juanlu Ibarretxe Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juanlu, el cáncer me ha descubierto un montón de cosas que desconocía, besos

      Eliminar
  10. Mucho ánimo a Esther, ya ves que somos muchas y que de esto se sale! Y felicidades Yolanda por compartir tu experiencia y ayudar a tantas mujeres. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mei por la parte que me toca y estoy convencida que esther le agradaré leer tus palabras, besos

      Eliminar
  11. YOLANDA: QUERIA SABER NOTICIAS SOBRE ESTER, CÒMO SALIÒ DE LA OPERACIÒN ? Y CÒMO ESTÀ ELLA? ESPERO QUE ESTÈ MUY BIEN DE SALUD Y DE ÀNIMOS! BESOS A TI.

    ResponderEliminar